Skip to main content

Glucosa en la Sangre

Glucosa en la Sangre

¿El nivel de glucosa puede aumentarse por medio de los ejercicios?

El nivel de glucosa solo aumentará en virtud del ejercicio si no hay suficiente insulina.

Las células no se "dan cuenta" de que hay una cantidad abundante de glucosa en el torrente sanguíneo. Por el contrario, actúan como si el cuerpo estuviera hambriento. Esto lo causan las células musculares cuando hay una falta de glucosa, después de períodos de ejercicios frente a la deficiencia de insulina. Se utiliza el glucógeno muscular completamente y la deficiencia de insulina previene la entrada de nueva glucosa en las células. Entonces, las señales de las hormonas indican al hígado que libere más glucosa de su depósito de glucógeno. Las señales al hígado las envían las hormonas glucagón y la adrenalina. El incremento de la cantidad de glucosa en la sangre proviene tanto de una repartición del glucógeno del hígado como de una producción de glucosa en este.

Sin embargo, cuando hay deficiencia de insulina, se produce una ruptura de grasa de los ácidos grasos, que se convierten en cetonas en el hígado y esto lo pone en riesgo de desarrollar cetoacidosis. Cuando su nivel de glucosa está por encima de 14 mmol/l (250 mg/dl) y hay un incremento en el nivel de cetonas, que indica la falta de entrega de insulina, se debe aplazar el ejercicio y administrar una dosis extra de insulina. Hay que apresurarse a bajar el alto nivel de glucosa y en esta situación, no es recomendable realizar ejercicio físico.

No son poco frecuentes los episodios graves de cetoacidosis, causada por falta de inyecciones de insulina y por la necesidad de tratamiento hospitalario. Muchos de estos casos implican a adolescentes que no se dan cuenta de lo peligroso que puede ser dejar de aplicarse las inyecciones de insulina.